Contacto: gabriela@gabrielagomez.org

Síguenos en:

Cántale al ADN y recuerda Quién Eres II

El humano divino es un emisor-receptor de frecuencias, es como una antena en movimiento con la capacidad de comunicar con el Universo y de decodificar información. ¿Qué parte del nuestra biología tiene el poder de hacerlo? Nuestro ADN!!! La información cósmica viaja a través de una red magnética. En el origen, el Gran Sol Central emite nuevos planes para este sector universal en evolución. Esa información viaja en los rayos gama a través de la cadena de soles hasta llegar al sol de nuestro sistema solar y de allí es inyectada por los vientos solares a la rejilla magnética del planeta. De la rejilla planetaria y por resonancia magnética la información viaja a nuestra rejilla individual y de nuestra rejilla hacia el cuerpo celular, hacia el ADN. A partir de 1987 se cambió el equilibrio entre luz y oscuridad en la Rejilla Magnética Planetaria para que el humano pudiera al fin hacer el salto cuántico que le permitiera recuperar su poder y a la tierra su lugar de hija divina y ser coronada como tal.

El trabajo sobre la rejilla llevo 12 años de trabajo. Recién en 2003, el 5 de marzo de 2003, se activó lo que algunos llamaron la Rejilla del Paraíso. Ese día se inyectó en la rejilla la energía de la Maestría. Para quienes trabajamos con el ADN ese día celebramos y nos alegramos por la Humanidad. Y hasta hoy seguimos festejando!!!

Esta energía ha impactado por igual al colectivo humano, despertando por oleadas de conciencia a miles y miles de seres a su propio poder. En “El Gen de Dios” Dean Hamer, importante genetista doctorado en la Universidad de Harvard, nos sorprende con una teoría por demás revolucionaria diciéndonos que ha logrado identificar un gen que codifica la monoamina, proteína que controla sustancias químicas que despiertan en el humano experiencias místicas y terminan alterando la conciencia, o sea nuestro sentido de la realidad; la conciencia de nosotros mismos y del Universo. Luego de años de investigación Hamer concluye en un “instinto espiritual” que existe desde el comienzo de la Creación y que está el los genes. Esta vía de pensamiento nos lleva a los nuevos conceptos de la biología que hablan hoy de “Diseño Inteligente” para describir lo que los trabajadores de la luz denominamos “Plan”.

El entramado biológico-espiritual está como nunca capacitado para entrar en conexión con nuestra interdimensionalidad y eso es lo que se nos ofrece. Sabemos que todo cuerpo físico tiene un correlato “invisible” o interdimensional, que el átomo tiene 12 niveles de profundidad. Para nuestro ADN es igual, tenemos una capa física llamada Genoma Humano y 11 capas interdimensionales que se imbrican en el físico y juegan un rol fundamental en nuestro proceso de ascensión. Las 12 capas del ADN contienen diferentes tipos de información sobre tu totalidad.: la 1 o Genoma Humano contiene tu herencia biológica, la 2 es la capa emocional que contiene información sobre el Plan de vida, la 3 es la capa de la Activación y Ascensión, las 4 y 5 contienen la características de tu Esencia Divina, la 6 es la conexión a tu yo Superior, las 7, 8 y 9 son las capas Lemurianas, siendo la 9 la liberación por el fuego de la Shekinah, capa catalizadora que da origen a un nuevo comienzo en las capas 10, 11 y 12, las capas de tu Divinidad.

Mi aporte como música ha sido desarrollar una serie de frecuencias que actúan desde la glándula pineal, para despertar esas capas, fortalecer tu entramado energético y repolarizar el “cableado” de tu sistema nervioso para que puedas sostener la nueva información y usarla en el ahora de tu vida. Cada capa posee un nombre divino hebreo, un nombre de Dios que oficia como “llave” que abre un portal de luz y enciende esos circuitos de información en ti. Usamos el hebreo porque es el lenguaje derivado del Lemuriano con mayor poder vibratorio hoy, un lenguaje cuyas formas pensamiento nos recuerdan la “Imagen y Semejaza Divinas” y cuya misión es establecer una resonancia que asista al humano a recordar QUIEN ES. Cantarle al ADN con el tono y la letra correcta es poderoso. La combinación de letras hebreas correspondientes a las combinaciones del los nucleótidos recrean la rejilla de luz primordial que dio lugar al holograma del que tu eres la proyección holográfica. Este holograma es perfecto y habla de tu divinidad de tu majestuosidad, de tu infinitud.

Mi trabajo tiene como objetivo dar información científica y espiritual sobre el ADN y por sobre todas las cosas despertar a través de los cantos en hebreo el recuerdo de nuestra Magnificencia. Activar el ADN me puede ayudar a recordar mi recorrido cósmico, mi nombre cósmico, el rayo principal y rayos complementarios con los que vine al planeta (y saberlo es saber mi misión!!!) quienes son mis abre caminos y guías, mis memorias lemurianas y mi capacidad de conexión interdimensional, los registros de todas mis vidas en la tierra y por ende todo lo que aprendí en ellas. No es necesario aprender todo de nuevo sino activar lo que ya sé!!! Puedo también transmutar karma, cambiar contratos y lecciones, anular votos del pasado que me limitan liberarme de implantes involutivos y trascender mi patrón astrológico… El tesoro, el Grial, está allí, esperándote…

Por Gabriela Gómez, Maestra del Sonido y la Vibración.

“Cántale al ADN y recuerda Quién Eres II” Espacio Humano Nº 122 – Septiembre 2008


Descargo de responsabilidad:
Ninguna de mis técnicas reemplaza los tratamientos médicos. Por favor consulte a su médico además de la terapia complementaria que usted reciba.