Cambiar de alimentación es la manifestación de un gran cambio de consciencia.
Hace años que trabajo en la activación del ADN cuántico, y cuando mis alumnos me cuentan de sus cambios alimenticios, les digo: “¡Felicitaciones! Eso es porque tu ADN se está activando y al fin comienzas a comunicar con la Inteligencia la Innata de tu cuerpo”

 

Consciencia y AlimentaciónY no me refiero aquí a la moda actual de adoptar ciertas dietas, de integrar o rechazar cierto tipo de alimentos; sino a algo más profundo y que tiene que ver con reorientar nuestra Modo de Vida hacia todo aquello que nos haga bien. Es un proceso externo pero que en realidad tiene que ver con algo muy, muy profundo: con nuestra autoestima, y con vencer los mecanismos inconscientes de autodestrucción codificados en nuestras memorias celulares.

En este proceso de toma de consciencia en pos de tomar decisiones benéficas para la Vida, quiero ahondar hoy en un aspecto esencial para la buena salud de nuestra biología: el equilibrio ácido-alcalino.

emocionesMás sé sobre el cuerpo y más lo admiro: fue creado con tantísima inteligencia y sabiduría; es una obra Maestra de la ingeniería genética, donde el punto focal está en el equilibrio de ciertas polaridades: acidez-alcalinidad es una de ellas. Equilibrio esencial ya que de él dependerá que ciertas enfermedades como el cáncer, tengan o no posibilidades de gestarse.

El cáncer es mayormente una enfermedad  kármica, fruto de emociones, dolores y heridas no expresadas ni sanadas. Esos dolores emocionales crean mecanismos inconscientes que se manifiestan en diferentes formas de trastorno de la personalidad. Entonces, cuando trabajamos en algo que a priori puede parecer superficial, como nuestra dieta, en realidad estamos trabajando en lo sutil, y los cambios que se manifiesten externamente modificarán en lo profundo nuestro interior.

En 1931 el científico Otto Heinrich Warburg  recibió el Premio Nobel por descubrir la causa primaria del cáncer en su tesis: “La causa primaria y la prevención del cáncer”. Según Warburg, el cáncer es la consecuencia de una alimentación anti fisiológica y de un estilo de vida anti fisiológico.

¿Qué es una alimentación anti fisiológica?: una dieta basada en alimentos acidificantes acompañada de sedentarismo. Esta combinación crea entorno de ácido lo que provoca la expulsión del oxígeno de las células.

En su obra “El metabolismo de los tumores” Warburg afirmó:

“La falta de oxígeno y la acidosis son las dos caras de una misma moneda: cuando usted tiene lo uno, usted tiene lo otro. Las substancias ácidas rechazan el oxígeno; en cambio, las substancias alcalinas atraen el oxígeno. Privar a una célula de oxígeno durante 48 horas puede convertirla en cancerosa”.


alimentos-alcalinos-y-anticancerY demostró que las formas de cáncer se caracterizan por dos condiciones básicas:

* La acidosis

* La hipoxia (falta de oxígeno)

En otras palabras: las células sanas viven en un entorno alcalino, y oxigenado, lo cual permite su normal funcionamiento. Las células cancerosas viven en un ambiente extremadamente ácido y carente de oxígeno

alimentos-acidos-y-alcalinosAhora bien, la condición de acidez o alcalinidad del cuerpo depende de la calidad de las proteínas ingeridas, por lo que la nutrición y el Modo de Vida que elegimos son fundamentales para nuestra salud. Para luchar contra el exceso de acidez, el cuerpo usa ciertos minerales llamados bases: sodio, magnesio, potasio y calcio. Estos minerales los ingerimos de lo que comemos, entonces la alimentación es vital para crear un ambiente equilibrado, para que nuestras células puedan realizar correctamente el copiado del material genético.

No voy a hacer aquí una lista de alimentos ácidos y alcalinos porque lo pueden encontrar fácilmente en internet o publicaciones. Lo que sí diré, es que el desequilibro de esta polaridad provoca:

– Desmineralización: para contrarrestar el exceso de ácidos, el cuerpo crea una barrera con las bases: sodio, magnesio, potasio y calcio. Cuando la acidez se vuelve crónica, el cuerpo comienza a usar las reservas de estos minerales. Éstas  se encuentran en nuestros huesos, músculos, articulaciones, tejidos. Al hacerlo entramos en carencia y esto produce entre otras cosas fatiga, fibromialgia, debilidad, congestión, alergias, osteoporosis, arterioesclerosis, lupus, enfermedad de Lyme, problemas del corazón, migrañas, problemas nerviosos, de pelo, de uñas etc.

– La acidez produce también micro lesiones en el sistema digestivo, esto hacer que las toxinas traspasen el intestino y entren en el torrente sanguíneo intoxicando el cuerpo y afectando la linfa y con ello el sistema inmunológico, lo que favorece todo tipo de enfermedades degenerativas, entre las cuales el cáncer. También la porosidad del intestino no permitirá que cuerpo retenga las vitaminas, minerales y oligoelementos, provocando una baja general de la salud.

–  El exceso de ácidos creará depósitos en distintas partes del cuerpo, responsables entre otras cosas, de los cálculos e incluso de la diabetes.

No existe una fórmula mágica que sirva para todos por igual. Cada uno debe encontrar el modo de mantener el sutil equilibrio que permite la Vida. Los que tenemos consciencia no podemos mirar para otro lado. Dios quiere que vivamos, que nos quedemos lo máximo que podamos sobre la Tierra y esto dependerá de las decisiones que tomemos en relación a nuestro Modo de Vida.

Copyright® 2017 Gabriela Gómez

 

eventos-biologia-cuantica-11